Botox Veracruz
Botox Veracruz

¿Qué es el Botox? ¿Dónde aplicarlo en Veracruz?

El Botox es una droga hecha de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. Es la misma toxina que causa un tipo de intoxicación alimentaria peligrosa para la vida llamada botulismo. Los médicos la utilizan en pequeñas dosis para tratar problemas de salud, entre ellos:

 

¿Cuáles son los usos de el Botox?

Eliminación temporal de las arrugas faciales

Sudoración severa de las axilas

Distonía cervical: Un trastorno neurológico que causa contracciones musculares severas en el cuello y los hombros

Blefarospasmo: Parpadeo incontrolable

Estrabismo: Ojos desviados

Migraña crónica

Vejiga hiperactiva

Las inyecciones de Botox funcionan debilitando y paralizando determinados músculos o bloqueando algunos nervios. Los efectos perduran entre tres o cuatro meses.

En lo que se refiere a la eliminación de las arrugas faciales, el Botox ofrece claras ventajas:

     

¿Cuáles son los beneficios de el Botox?

Evita la cirugía.

Se puede aplicar en cualquier época del año.

Es una técnica prácticamente indolora.

Sus efectos son inmediatos y se prolongan entre cinco y seis meses.

Apenas tiene contraindicaciones.

Raramente produce efectos adversos, como reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas

 

¿Dónde puedo aplicarme Botox en la ciudad de Veracruz?

El Botox es un producto que debe se tratado con respeto  pero tampoco debemos tenerle miedo, utilizado de una manera correcta puede dar muy buenos beneficios. El Botox debe ser aplicado exclusivamente por médicos que cuenten con cursos que los avalen. En Natural Beauty Veracruz contamos con médicos que con gusto pueden atenderte e instalaciones que cumplen con todas los requisitos de higiene par que sea aplicado de la manera mas segura posible.

 

Botox en Veracruz
Botox en Veracruz

¿Cuándo es recomendable utilizar Botox?

¿A partir de que edad es recomendable utilizar el Botox?

 

DÉCADA DE LOS 20S

Lo más lógico es usar el bótox sólo si ya están las arrugas, de forma estática o permanente, pues es normal que éstas se marquen al fruncir el ceño, sorprenderse o sonreír, desapareciendo en cuanto se relaja la expresión facial. El planteamiento es cuando se mantiene esa típica línea (tan habitual en el entrecejo ) aún cuando no se gesticula, al ser incapaces de relajar los músculos que la crean, situación en que sí resulta de utilidad el bótox, que como sabéis actúa relajando los músculos y así logrando que la piel suprayacente se relaje. No es entonces rara la indicación de aplicar la toxina botulínica en pacientes a partir de los 25-30 años, por más que haya que valorarlo siempre muy bien.

Otra situación algo menos habitual es requerirlo como prevención de arrugas que aún no estén. Aquí sí que hay que valorar muy despacio. Puede tener sentido en pacientes que gesticulan mucho, tanto que se ve claro que van a tener arrugas marcadas en el futuro, de nuevo me parece que las más típicas son las arrugas verticales del entrecejo, pero nunca lo indicaría en menores de 25 años y tampoco, aún no, para las patas de gallo. En Natural Beauty siempre les recomendamos a pacientes jóvenes antes de utilizar Botox probar otros tratamientos No Invasivos con los cuales podrán obtener los mismos resultados y reservar el uso de el Botox para después.

 

DÉCADA DE LOS 30S

La edad de comienzo más habitual es a partir de los 35 años, aunque desde los 30 es muy frecuente el recurso al Botox entre pacientes que gesticulan mucho o que tienen músculos muy hipertónicos o hiperactivos, situación que se agudiza si tienen el hábito de la exposición solar frecuente. Está claro que las personas con mucha expresividad o gesticulación van a hacer arrugas prematuras, por lo que los 30 son una buena edad de comienzo para estos pacientes. Por supuesto, también hay que añadir la influencia de la genética si queremos valorar si serán personas con arrugas prematuras o más marcadas de lo habitual para su edad.

 

DÉCADA DE LOS 40S

En esta década realmente ya no estamos hablando de un tratamiento “preventivo”, pues ya suelen estar presentes estas arrugas de expresión, tanto más en fumadores, en personas con frecuente exposición solar, o que practiquen deportes al aire libre (sin la oportuna protección solar), o que vivan en cotas altas o si tienen un mal influjo genético. Del mismo modo las personas de piel clara hacen más arrugas que las de piel oscura. No me estoy refiriendo, ojo, a que con 40 años todos tengan arrugas ni obviamente que tengan que ponerse Botox para estar bien, me refiero a que si a esa edad se tienen arrugas de expresión es una edad perfecta para corregirlas y nunca os diremos que es demasiado pronto, de modo que quien no las quiera tener debe saber que el tratamiento es éste.

 

¿Cuáles son los efectos secundarios de el Botox?

Los efectos secundarios pueden incluir dolor en el lugar de la inyección, síntomas similares a los de una gripe, dolor de cabeza y malestar estomacal. Las inyecciones en la cara también pueden causar una caída temporal de los párpados. No se debe utilizar Botox durante el embarazo o la lactancia.

¿Cuándo usar el Botox de acuerdo a nuestra edad ?
¿Cuándo usar el Botox de acuerdo a nuestra edad ?

11 Mitos sobre el Botox

1. Cambia las facciones de la cara. No, lo que hace es suavizar las arrugas. En ocasiones se aplican productos que no son Botox y, como consecuencia, no hay resultados uniformes en el rostro, o bien, quien lo aplica son personas que no están capacitadas para realizar el procedimiento.

 

2. Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo. En cuanto a estética, se aplica en líneas de cara y cuello. En la zona de nariz y labios hay que tener cuidado, porque una mala aplicación si podría cambiar las facciones. Pero bien aplicado es muy seguro. Se utiliza en otras zonas del cuerpo con ciertas enfermedades como la parálisis espástica, que se inyecta en brazos y piernas.

 

3. Los resultados son de forma inmediata después de su aplicación. Los efectos comienzan a notarse desde el tercer al quinto día. De diez a catorce días es el efecto final y se mantiene así en un periodo de cuatro a seis meses.

 

4. Tiene efectos secundarios. Es un medicamento muy seguro utilizado en manos profesionales.

 

5. Los 20 años es buena edad para usarlo. No hay una edad mínima, pero generalmente tratamos de que sean mayores de edad. El mejor momento para su uso es cuando las líneas de expresión causan conflicto a la persona en esa edad recomendamos utilizar terapias alternas.

 

6. Si se suspende su uso las arrugas serán más profundas. Si se utiliza una sola vez, se van a tener resultados favorables. Si no se repite la aplicación, lo peor que puede pasar es que el paciente quede como estaba. No se cae la piel ni las arrugas se hacen más evidentes. Con su uso solo se atrasa el proceso de envejecimiento. ¿Qué pasa si se utiliza por 10 o 15 años? No pasa nada malo, no se cae el músculo, no se cae la piel o se hace más flácida y no se hacen más profundas las arrugas.

 

7. Cualquier persona puede usar usarlo. Sí, tanto hombres como mujeres. Solo en mujeres embarazadas procuran no hacer tratamientos estéticos. No hay estudios reales sobre su seguridad y efectividad, así que prefieren no hacerlo. 8. Se puede usar con otros tratamientos estéticos. Sí se puede combinar, pero lo más conveniente es no hacerlo al mismo tiempo, es mejor si se realizan en diferentes sesiones.

 

9. No se puede usar cuando se está en algún tratamiento médico. Sí se puede, la única excepción es cuando se utilizan los antibióticos aminoglucósidos (para tratar infecciones).

 

10. Se utiliza para combatir enfermedades como la migraña y la hiperhidrosis (sudoración excesiva). Sí. Hay estudios donde se ha demostrado que es efectivo en algunos casos de migraña. En el caso de la hiperhidrosis, sobre todo si es en palmas de manos, axilas y plantas de los pies, se puede aplicar de forma segura y muy eficaz, disminuye la sudoración hasta en un 90%, en un promedio de 6 a 12 meses.

 

11. Crea adicción. Lo que sucede es que el paciente al verse las arrugas nuevamente quiere aplicárselo para verse mejor,. No por algún tipo de adicción, nada más es el sentirse bien.